:::: Jueves 18 de Noviembre del 2010, las 8 de la tarde, y un fin de semana que había planeado desde hacia mas de un mes, chafado por la lluvia. De los 3 integrantes del road-trip solo quedábamos la “chaponeta” y yo. Las previsiones eran bastante malas, viernes nublado, sábado lluvias con mas de 65% de probabilidades, domingo mas de lo mismo… lunes, como siempre, soleado.
Solo me quedaba un cartucho que gastar, y era hablar con el “capo”. Así que mandé un mensaje a Manel, y esto fue lo que me contestó:

“Mira Juan Ángel, entiendo vuestra inquietud por la meteo, te cuento yo como lo veo:
Hoy hemos estado todo el día en la clau, montando en bici bajo un buen solano. esta todo seco y tiene muy buena pinta. Dicen que mañana nada de lluvia, y para el finde nubes con posibilidades de lluvia. lo cierto es que tendría que llover mucho para que se suspendiera, porque la tierra puede chupar mucho con lo seca que está. Nosotros tenemos capacidad de adaptar horarios y formato de competición para que salga adelante o sea que casi aseguro que se podrá hacer todo. También tenemos actividades indoor (expoBMXOldschool, finguer BMX, Premiere video WTP, etc).
Se que soy optimista, pero conozco el tiempo y el terreno y tengo unas ganas locas que todo salga bien y adelante. Será un placer teneros por aquí.
Un saludo y hasta prontooo”

Sin pensarlo ni un minuto, reenvié el mensaje a el último cartucho que se había mojado antes de tiempo, y logre convencerle con las palabras de Manel.

El viernes a las 7 de la mañana zarpamos rumbo Sant Llorenc Savall, Zobe, la “chapturbo” y yo, preparados para cualquier cosa, pero sobre todo, sabiendo que por lo menos un día podríamos disfrutar montando en La Clau. Muy mala suerte teníamos que tener si lloviese los tres días…

Con las prisas de tener que preparar todo a última hora, se me olvido algo imprescindible, el saco de dormir. Las previsiones no eran solo de lluvia, también de mucho frío, y dormir en tienda de campaña, en mitad de la montaña y a mediados de noviembre, sin saco, no es nada recomendable. Buscar una tienda para comprar un saco de dormir, hacer parada técnica de aprovisionamiento de material en Retibike, comprar comida y otros olvidos, nos llevó algo de tiempo, y sobre las 5 de la tarde llegamos a La Clau.

Allí estaba Manel y su familia dejando todo listo para la gran fiesta del fin de semana, que a pesar de las previsiones, solo llovió 1 hora el sábado por la mañana, dejando todos los circuitos que el viernes estaban polvorientos, regados y mas que perfectos.

Y a partir de aquí, para que no te canses mucho, el texto se convierte en imágenes de lo que ha sido un gran fin de semana:

Llegamos algo tarde el viernes. Solo pudimos montar media hora hasta que se fue el sol, dejando paso a un cielo sin nubes, iluminado por una gran luna.

El sábado amaneció así de bien en Sant Llorenc.

Pero a los pocos minutos empezó a llover con fuerza y tuvimos que refugiarnos en la furgo.

No parecía que fuese a parar en todo el día, pero como predijo Manel, llovería un rato y después saldría el sol. En cuanto paró de llover, todo el mundo salió de su escondite. La estufa del bar de La Clau atraía a muchos riders.

Como todo buen campillero sabe, con barro no se debe montar. La espera fue larga hasta que la tierra secó, pero había actividades preparadas durante todo el fin de semana a las que la lluvia no afectaba.

A las 15:00h estaba prevista la competición de Dirt Amateur, y pese al diluvio que había caído, las buenas instalaciones y diseño del bike park, hicieron que la tierra drenase el agua en menos de dos horas, pudiendo reabrir pistas a las 14h para que se pudiese empezar a entrenar. Manel daba el visto bueno a la ristra de saltos de la competición Amateur.

El nivel que había en amateur era muy alto, sobre todo en BMX.

Mi compi Zobe compitió en su primera competición de dirt, quedando quinto en MTB.

Después del Dirt Amateur, todo el mundo bajó a la zona de meta del dual, donde habían preparado un salto impresionante que muy pocos se atrevieron a tirar.

Manel, después de mirar a los mas jóvenes como saltaban, hacia de las suyas para deleite de todos.

Xavier Pasamonte, que seguramente llegaba en ese mismo momento, bajó andando para ver como era el salto, lo miró de reojo, subió a la rampa de salida, la bajó, y se marcó un front-flip enorme que le bastó para ganar el concurso.

Que decir del Dirt Pro…, que la ristra de saltos de La Clau es muy pro, que el nivel de los riders es muy pro, que toda la jam session fué muy pro. Un concierto en directo de 40 minutos fue el tiempo que tuvieron los riders para demostrar quien manda en la familia.

Domingo, recogida del campamento base, desayuno, unos pinchitos para calentarse, y no se porque, me dio por apuntarme al dual, sin ni si quiera haberme tirado por el circuito en todo el finde.

Con mi bici de dirt y un desarrollo muy flojo, conseguí ponerme primero en todas las mangas, pero al llegar al llano me pasaban por todas partes, teniendo que luchar en los peraltes codo con codo y limando ruedas literalmente. Al final, el Argentino de Andorra, Diego Álvaro (2º en el Dual y primero en BMX Cruiser), me eliminaba, quedando cuarto en mi primera competición de dual “oficial”. Manel Ibars ganaba en casa.

Mi cabreo en el ultimo salto de meta al ser eliminado.

Después del dual, competición de BMX en un gran circuito, donde se dieron cita corredores de todas las edades y niveles.

Manel y su gente se lo curraron un montón para sacar a delante un fin de semana muy completo y divertido, donde todo el mundo marchó contento a casa, hubo multitud de regalos para todos los participantes y los primeros de cada categoría, foam y airbag, conciertos en directo, exposiciones, muchos sorteos de material y viajes, y un largo etc
El próximo año mas. Mejor no se puede…

Texto y fotos :::: Juan Angel Triguero.


3 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.