Descubre uno de los sitios más maravillosos para una aventura llena de joyas del MTB. Alaska es el destino perfecto para la practica de freeride!

Alaska es uno de los destinos más conocidos para la práctica del freeride. En esa tierra el verano es algo completamente diferente. Con muy poca población y capaz de ofrecer unos lugares espectaculares para ir en bici, Alaska es el destino perfecto. El rider francés Vincent Tupin, Martin Söderström y la empresa Moment Pictures han estado explorando para descubrir los tesoros de este lugar.

La historia comenzó en Anchorage

Tras un largo viaje desde Anchorage llegamos a una vieja ciudad minera llamada Healy, dentro del Denali National Park. Nuestro guía ha sido Carlos Crowl, un rider local que descubrió este lugar hace más de 10 años.

Alaska

En el verano la luz ambiente no es un problema en Alaska ¡porque no se hace de noche hasta las 03:00 am! La proximidad con el Polo Norte significa que dispones de, al menos, de 20 horas de luz durante la canícula. Pese a que llegamos muy tarde, todavía tuvimos tiempo para conocer la zona.

Lo que la gente no sabe es que en Alaska no siempre hace frío. Hubo días en los que la temperatura era superior a los 30 grados centígrados (en junio), aunque la climatología es imprevisible y puede cambiar repentinamente de sol a lluvia. En medio de la naturaleza tienes que tener extremo cuidado para no deshidratarte, por lo que siempre teníamos mucha cantidad de agua cerca.

Alaska

Un vieja mina… ¡perfecta para el freeride!

Debido a los viejos tiempos mineros había muchos senderos increíbles con diferentes texturas y colores, perfectos para realizar impresionantes fotografías. Las pistas eran accesibles. Su utilización durante la época en la que se buscaba carbón, junto con la erosión, había dado como resultado peraltes y cañones indescriptibles.

Alaska

Naturaleza y vida salvaje

Hay muy poca población, así que es posible conducir un coche durante horas sin que veas a nadie. Era más probable toparse con un alce o un águila, aunque en Alaska no todo es de color de rosa. Tiene una de las mayores poblaciones de osos grizzly, así que aquí la gente suele tener un arma a mano. Nosotros teníamos un matamoscas y un hacha…

Alaska

Los lugares eran muy bonitos, pero los mosquitos podían acabar con cualquiera. Te aseguro que nunca los has visto tan grandes. Tenías que aceptar donar la mitad de tu sangre o sentarte tan cerca del fuego como fuera posible. Aprovechábamos la hoguera para secar nuestros malolientes calcetines y también las botas.

Este tipo de buey es peligroso. Parecen muy graciosos, pero una vez que les has dado la espalda… ¡van a por ti!

Alaska

Como descubrió el equipo, lo peligroso va más allá de la fauna salvaje. Estábamos intentando filmar a Vinny con una cámara Red Epic, evitando a toda costa que su casco arruinase la preciada máquina. Solo tienes que ver la cara de nuestros dos compañeros.

Alaska

Hombre al suelo

Empezamos a filmar en una pista con un buen salto y un trazado fluido que habíamos preparado el día anterior. Martin y Vinny estaban calentando cuando sucedió lo peor. Martin clavó su pedal en el suelo de tal manera que se hizo mucho daño. Ya había sufrido dos lesiones de pie y una en la pierna, así que teníamos esperanzas de que se pudiese recuperar.

Pero, como se estaba preparando para la carrera de FMB Diamond de Múnich (Alemania), decidió regresar a Suecia para ser tratado por sus médicos de confianza. En aquel momento pensaba que sólo era un problema de ligamentos.

Así que Martin cambió su vuelo y regresó a Anchorage. Su mala suerte no acabó ahí, pues se vio envuelto en medio de un gigantesco incendio en el bosque y tuvo que pasar la noche en el campo y casi pierde su avión. El mayor shock vino después, cuando los doctores le diagnosticaron la rotura de tibia y peroné. La temporada había terminado para Martin.

Grandes pistas, mayores caídas…

Continuamos grabando con Vinny. El terreno era muy prometedor y el día se presentaba perfecto. Tras conseguir muchísimo material, experimentar algunas caídas (¡las de Vinny siempre a toda velocidad!), acampar en parajes indescriptibles y ser casi comidos por los mosquitos… decidimos que aquello había valido la pena.

Alaska

Vincent Tupin: “Sin duda el lugar más escarpado y técnico del viaje. Recuerdo que el equipo me preguntaba si realmente quería descender por aquella pista. Estaba algo nervioso pero al mismo tiempo confiado porque sabía que el terreno era suave, así que podía frenar cuando quisiese para controlar mi velocidad.”

Alaska

El único bike park de Alaska

Regresamos a Anchorage y fuimos a nuestro último destino, Alyeska, el único bike park que hay aquí.

Habíamos hecho un salto bonito para Vinny, pues Alyeska tiene una vista que corta la respiración porque al fondo se ve el Turnagain Arm. Parece un fiordo y tiene una de las mayores mareas del planeta. Vinimos aquí para tener esta maravilla en el horizonte.

Alaska

 

Alaska

Credits: Red Bull

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.



Uso de cookies

El sitio www.alotrolado-mtb.com utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir el uso de nuestras cookies o rechazarlo, también puede modificar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

COMPARTENOS